23 de mayo de 2005

Stevenson (es decir, la vida), en una frase

"No pido riquezas, ni esperanzas, ni amor, ni un amigo que me comprenda; todo lo que pido es el cielo sobre mí y el camino a mis pies."

Para vivir, ¿hace falta algo más?. Tal vez sí, dirá alguien, pero recordad que uno va para hermitaño... :). Además, tened en cuenta que la vida es de uno mísmo, y se la hace uno mismo. Todo aquello que quede fuera de ella, aunque sea importante (y hasta trascendental), es insignificante, pese a la aparente paradoja. Lo que determina nuestra existencia, más allá de nuestras decisiones, es nuestra personalidad, la voluntad de cumplir nuestras utopías y las sensaciones que nos sugieren que estamos unidos al Universo desde la raíz.

Ese es el sentido de la genial frase de Stevenson, tal y como yo lo veo. Y es difícil no estar de acuerdo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Keep up the good work » »

Anónimo dijo...

best regards, nice info film editing classes