16 de septiembre de 2008

'La tijera', de Ernst Jünger



Meses atrás un lector y comentarista de este blog nos hizo una recomendación: 'La tijera?, de Ernst Jünger. Carecía yo de referencias acerca de este autor alemán, uno de los más importantes del siglo pasado en ese país, así que me embargaba cierta incertidumbre. Siempre me atrae la lectura de un escritor del que desconozco su obra, pero igualmente sientes la inquietud que produce esa inseguridad: ¿valdrá la pena, merecerá mis horas, o no será más que una pérdida de tiempo? En el caso de Jünger, y tras la lectura de 'La tijera', no puedo menos que recriminarme cómo no he disfrutado antes de su ágil, amplia y penetrante prosa. Y quedo a la espera de que el destino me obsequie con otros de sus tesoros literarios.

Escrito cuando Jünger contaba con sus lúcidos 95 años, consta de varios centenares de pequeños aforismos, notas o fragmentos de textos íntimamente relacionados. La temática es completamente miscelánea, aunque prosigue un orden intelectual bien definido: abre Jünger su obra con reflexiones acerca del poder y relevancia del mito, la necesidad y función del arte y de los creadores, el éxtasis y los sueños; la continúa mediante destellos de ingenio referidos a la ciencia, la naturaleza y la técnica, y la dualidad fuerza/debilidad humana, los dioses y los titanes; y, por último, la concluye con unas líneas maestras acerca de la muerte, del tránsito de los siglos, el tiempo y su carácter evanescente o eterno.

Si bien su lectura es ágil, no es un libro fácil de comprender. Y no me contradigo; lo expuesto en sus líneas es algo oscuro, casi arcano, se necesita a veces del apoyo de las relecturas para llegar a la inteligibilidad de sus ideas, para dotarlas de coherencia y sentido. Y, sin embargo, al leer las páginas de 'La tijera' uno siente un fluir extraño en las palabras, un discurrir elegante que catapulta a la belleza literaria, y que te permite gozar de la lectura más por su maravilloso discurrir sereno que por el significado de lo propiamente leído. Es como si las palabras, ungidas por el encanto de su perfecta concatenación, se elevaran por encima del papel y nos hablasen directamente, sin intermediarios lingüísticos.

Hallo, en dicho fluir rítmico y armónico, más allá de lo manifestado por las mismas palabras, el hechizo que teje 'La tijera', el embrujo de una obra única cuya mixtura de contenido deberá ser valorada, si acaso, con el paso del tiempo y de nuevas vueltas a sus páginas.

Más ya no alcanzo a decir.

7 comentarios:

Aaoiue dijo...

Cuando lea el libro volveré por aquí para releer, algo que por otra parte me gusta.
Gracias por la sugerencia y la presentación. Saludos.

José A. Peig dijo...

Quiero leerlo. Ya me lo prestarás;).

Nos vemos.

elHermitaño dijo...

Marta: ya hablaremos de él, aunque, como digo, su contenido es variado, complejo y profundo. Da para mucho.

Marfileño; mi biblioteca está a tu disposición. Recógelo cuando quieras... :)

Saludos y gracias a ambos.

tequila dijo...

hola

para esto de elegir lecturas y descubrir autores(todos aquellos que no conoces)soy muy mia( leo que tú tb) pero me ha picado el gusanillo.... lo leo y ya te comentaré
Gracias por la "visita", poco a poco todo vuelve a su lugar. Me alegro que regresaras ;)
Besos

elHermitaño dijo...

Celebro tu vuelta al ruedo, Tequila. Nos vemos.

Un abrazo.

alex dijo...

ALEJANDRO


Hola a tod@s,; yo me he
leido ¨la tijera¨y no puedo mas que reafirmar lo que ha comentado hermitaño.es un libor que hay que reller, pero que en su primera lectura ,,desconcierta algo, y no porque su lectura no sea ágil sino porque te deja un aroma extraño,de sabiduría prendada en un alfiler,
recomiendo el otro que me he leido del maestro jünger ¨eumeswill¨un delicia,,donde se glosa la figura de martin vENATOR . SOBERANO DE SI MISMO,Y PREFIGURA EL ARQUETIPO DEL ANARCA.
Un saludo cordial

elHermitaño dijo...

Saludos, Alex, bienvenido.

Agradezco la recomendación; paso a paso iremos descubriendo el tesoro literario de Jünger.

Gracias y un saludo.