12 de febrero de 2006

La libertad, el fundamentalismo y la visión cósmica

Estos días se viven momentos de furia, sed de sangre y enfrentamiento. Todo nace de una afrenta desafortunada, quizá ingenua y seguramente evitable. Pero la reacción aún ha sido más desafortunada; ya han muerto diez personas en Afganistán, el Líbano y Somalia.

Desde Occidente se habla de libertad de expresión, y desde Oriente responden que en temas sagrados hay que respetar y limitar el poder de la palabra y la imagen. También responden de maneras más violentas e incomprensibles, auspiciados y exaltados por líderes religiosos, destrozando lo que encuentran a su paso, incediando y, al parecer, a partir de ahora, boicoteando los productos que lleguen a su país desde Escandinavia.

¿Ha nacido, si es que no lo había hecho ya, el gérmen de la eterna incomprensión entre ambos hemisferios? Unos, tontamente, publican unas caricaturas de un Dios incaricaturizable, y los otros amenazan con bombas, terrores y venganzas. Unos piden libertad y otros respeto. Ni nosotros los entendemos a ellos ni ellos a nosotros, y en ese ambiente es fácil que surjan las disputas. El problema feo, grave, complejo, viene de la evolución de unos y otros; Occidente ha podido evolucionar social, económica, científica y, aunque menos, también religiosamente. Oriente, y en particular el mundo musulmán, no. Les falta el aliento del aperturismo intelectual y social que Europa ha vivido en los últimos cuatro siglos. Mientras predomine tan férreamente la visión teológica, las doctrinas religiosas y las enseñanzas esclavizantes, será dificil que entiendan el significado de unas viñetas en un periódico. Tal vez, una religión más abierta ignoraría representaciones gráficas blasfemas de su líder espiritual, porque entendería que lo importante es el sentimiento de fe, no un trozo de papel que se quema o destroza con facilidad. Pero, quizá, esa religión aún no existe.

También corroe que Occidente hable ahora de libertad, justo cuando las libertades indivuales y colectivas están más maniatadas que nunca. Hablan en nombre de la libertad de expresión como sus adalides modernos, y en cambio huyen de ella y la rechazan siempre que pueden en los momentos que les interesan. La hipocresía y la falta de coherencia sigue siendo, por supuesto, uno de los baluartes del sistema occidental.

Y, entretanto, la visión cósmica como mejor medicina, la comprensión de nuestra pequeñez, la idiotez de las diferencias que nos separan. Hay que ver que el mundo es uno, entender la unidad de la Tierra, y aunque los problemas deben existir para nuestra evolución, tenemos el reto de impedir que esos problemas nos superen. Descubriendo el Cosmos uno se da cuenta de que no hay imagen, ni palabra ni Dios que sea capaz de romper la realidad; la realidad de un precioso e insignificante mundo azul entre un sinfín de estrellas, y la realidad de una Humanidad que, pese a los esfuerzos de despreciables fundamentalistas y torpes periodistas, está condenada a entenderse.

6 comentarios:

Chusbg dijo...

Hola hermitaño he pasado varias veces por el blog y vi que habías dejado de publicar, he seguido pasando y ya había leído lo nuevo publicado pero a veces no tienes tiempo para dejar comentarios o no venía a la cabeza que escribir, seguro que a ti te pasa lo mismo alguna vez y comprendes lo que quiero decir.

A mi me gustaba mucho tu anterior blog, tus fotos, el logo pero creo que me adaptare pronto al cambio. Me alegro muchísimo de volverte a leer te echaba de menos.

Se ha escrito mucho del tema que tocas, desde todos los ángulos, me parece, después de haber leído de todo, que en realidad es un problema creado, vamos que es ficticio, es azuzado por un lado(islamistas radicales) para ocultar otros problemas o estrategias e intentado minimizar por otro lado (Europa)pues las implicaciones económicas del estallido del problema son enormes.

¿Que le costaría a los países europeos retirar sus embajadores y decir ahí os quedaís con vuestras costumbres religiosas si la importancia económica para los europeos no fuese de primer orden?.

Como dices, estamos condenados a entendernos lo que pasa es que nos gusta a todos jugar con fuego ¿quizás sea condición humana esta de jugar con fuego?
Un saludo

FWE_35441=0.8266135432356141 dijo...

Saludos, chusbg.

He cambiado la plantilla porque la anterior me daba algunos problemas; en estos días he estado probando con otras y al final me he decantado por ésta. Sin embargo, tampoco estoy contento (no me publica la foto, no veo el botón para entrar a editar el blog y he de hacerlo desde otro, etc.), de modo que quizá vuelva a cambiarla. Estoy, como ves, de tanteo.

Yo también me alegro de volverte a ver por aquí, y creo que estás en lo cierto en lo referente al tema. Hay excesiva voluntad de enfrentamiento por parte de unos y excesiva voluntad por parte de otros de hacer la vista gorda y seguir comiendo del pastel, ´de modo que la solución es dificil.

Y sí, a la Humanidad le gusta mucho jugar con fuego (eso aun después de haberse quemado en más de una ocasión...).

Un abrazo.

elhermitañocósmico dijo...

Yep, el anterior post es mío, no sé porque me ha identificado tan poco elegantemente.... ;).

Saludos.

Anónimo dijo...

Very nice site!
» »

Anónimo dijo...

Looking for information and found it at this great site... »

Anónimo dijo...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it percocet Concerta addiction Casinos with free signup bonus no deposit required Lexmark z35 printer driver dj dances playlists