24 de abril de 2005

El viejo amigo de las estrellas

Hoy hace 15 años de un momento muy especial en la exploración del Universo.

El 24 de abril de 1990 se upaba al Telescopio Espacial Hubble (HST) hasta más allá de la atmósfera de nuestro mundo para que, desde entonces y hasta hoy, nos desvelara algunos de los más grandiosos fenómenos que llenan el espacio profundo.
Los descubrimientos que ha realizado a lo largo de todo este tiempo son innumerables, y abarcan todo tipo de objetos, desde imágenes y seguimiento de las atmósferas y superficies de los planetas del sistema solar hasta mosaicos de las más lejanas estructuras galácticas, en los límites del Cosmos conocido. No es exagerado afirmar que este telescopio, con un espejo de 2 metros de diámetro (bastante pequeño en comparación con los grandes proyectos actuales, con telescopios de hasta 10 metros), ha sido el 'culpable' de una revolución sin precedentes de los conocimientos que teníamos hasta su puesta en órbita.

Pero no todo son buenas noticias y recuerdos. Este telescopio, en el momento de comenzar sus operaciones astronómicas, no pudo obtener buenas imágenes del cielo por un defecto en sus ópticas, con el resultado de que incluso la Luna se veía borrosa. Fueron necesarios tres años hasta que se envió a un grupo de astronautas hasta la posición del telescopio y repararon su preocupante miopía. Una vez solucionado el contratiempo, y tras otras misiones de mantenimiento, el HST ha sido capaz de un funcionamiento extraordinario durante más de una década, y prueba de ello han sido las innumerables fotografías de una calidad y belleza sin parangón desde la invención del telescopio, hace casi cuatro siglos.Aunque ahora han vuelto los problemas. Y, curiosamente, con un hombre llamado George Bush. Los presupuestos para la NASA se han reducido y, con ello, la siguiente misión de mantenimiento para 2006. Así, han dejado al Hubble a su suerte; su fin llegará cuando sus giroscopios y sus baterías se agoten, lo que puede suceder dentro de un mes o de dos años. Así que el símbolo más emblemático de la exploración cósmica tiene los días contados, y todo por no dedicar unos dólares más para que se jubile como se merece.

Hacia 2012 la NASA pondrá en órbita el sucesor del Hubble, pero claro, se podría dar la circunstancia de que el HST fallase pronto y estuviéramos sin Telescopio Espacial hasta entonces, lo cual sería terrible para la investigación del Universo.

Así pues, desde el humilde lar de este hermitaño cósmico, gracias Hubble por tantos buenos momentos que nos has dado. Y espero que los giroscopios y demás artefactos incrustrados en tus entrañas sean benévolos con la Humanidad, dado que Bush no lo ha sido, y tarden muchos años aún en corromperse.

Hasta siempre, viejo amigo.

(Para un vistazo a los hallazgos astronómicos y una buena parte de sus asombrosas fotografías, os recomiendo que visitéis este sitio: http://hubblesite.org/)

1 comentario:

Anónimo dijo...

I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! film editing schools