27 de abril de 2005

En la quietud de la noche estrellada

Hace tiempo que no miro al cielo, mirarlo de verdad, quiero decir.

Este medio virtual atrapa como si fuese un imán gigantesco, y siempre me falta el tiempo para poder hacerlo.

Por mucho que me diga "Sí, mañana me voy a observar", al final nunca lo consigo. Pero lo que de verdad deseo, el anhelo más fuerte que siento dentro de mí no es ir a un lugar oscuro, sacar el telescopio, mapas, folios, lápices, mesas y sillas y disponerlo todo para otra sesión de astronomía.

No, ello me gusta y me entusiasma, por supuesto, porque los amantes de las estrellas nunca nos cansaremos de hacerlo, pero ahora hablo en sentido puramente espiritual, introspectivo. Lo que necesito es un día radiante, un día que el sol nos haya hecho sentir su fuerza y su poder sobre nuestro rostro, y que su luz, en cuanto abandone nuestro mundo por unas horas, sea relevada por la de los astros lejanos. Y, entonces, extender una manta en el suelo, elevar la mirada hacia esa gran representación cósmica y dejarme llevar, no por los nombres de las estrellas, las siglas de aquella galaxia que apenas vislumbro, o la cantidad de meteoros que rozan la atmósfera en las alturas, sino por el hecho mismo de estar vivo y poder ser consciente de todo ello. Y, a poder ser, volver a sentir ese cosquilleo, ese algo que nos susurra al oído de la mente que algo hay ahí fuera, que algo comunica ese mundo negro perlado del más allá con nuestro ser cotodiano, nuestro sino, con el sentido mismo de todo lo que nos rodea.

Tal vez todo se deba a que percibimos que venimos de ahí arriba, de las entrañas más profundas de toda la creación, y que aunque nos esforcemos en destruirnos y en hacernos daño, en aniquilar viejas culturas, nuevas gentes y olvidemos dramas y amores pasados que pueden cambiar al mundo y a nosotros mismos, aunque nos pase la vida en un suspiro y notemos la desazón ante el tiempo inexorable, sólo nos hace falta mirar al cielo, dirigir por un instante nuestra mirada a ese ignoto y oscuro terciopelo, y entonces volvemos a sentir el cosquilleo, el martillear del corazón, la inquietud del espíritu y la aceleración de nuestro pulso. Es ese nudo en la garganta, ese hormigueo que recorre la espina dorsal de cada uno de nosotros cuando dejamos a un lado lo doméstico y terrenal y soñamos con las estrellas viéndolas de reojo o con toda nuestra pasión, es ese sentimiento, digo, lo que necesito, lo que más que cualquier cosa añoro ahora.

Sé que hoy en día la gente no mira las estrellas. Les importan una mierda, no saben apreciarlas, imaginarse su profundo misterio y la estimulante idea de su mera presencia, allá en la distancia. Sólo las miran cuando tienen cerca a su amada novia, o van de excursión, o por casualidad las ven entre jirones de nubes nocturnas. Las ven, pero no las sienten, no les penetran hasta lo más recóndito de su ser. Ello me entristece, porque en las estrellas está nuestro futuro, y una Humanidad que no mira el futuro tiene los días contados.

Por suerte, me consta que los hay quienes sí las sienten, quienes, más allá de telescopios y cámaras, catálogos y monturas y oculares y barlow's, sienten esa llamada, esa señal silenciosa y casi inperceptible, el guiño final de los astros que realmente viven.

A todos vosotros, felicidades y gracias por hacernos más humanos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Best regards from NY!
Saunas sauna sauna saunasteamsecrets.com Eczema and shingles Fiat stilo facelifting Order bontril cod without prescription Coupon xenical Chemical formulas for oxycontin laser eye surgery in ireland buick lead sleds flowers by zoe clothing No perscription oxycontin Oxycontin bup Fioricet dilaudid oxycontin and interactions Broken neck pain relief Oxycontin detox protocol Contest essay scholarship keyword avinza oxycontin ppc se oxycontin dosage boards Public schools in the united states underfunded free pics porn in movies

Anónimo dijo...

Very nice site! Remington .22 cartridge topamax prescription ionamin fda Pet perscription medications Pronton game buy phentermine now phentarmine ionamin Model railroad scenery bases Didrex carisoprodol Numbers on the roulette wheel Infiniti of ardmore Lexus sc 430 drag area Rez game Russian pregnant teen porn 1 buy phentermine adipex diet pill Advies email marketing Botox cosmetic injection Manchester drive recovery 401k continuing education

Anónimo dijo...

nie żarty gruba kasiorkę głodny jak niewiem co razem czy osobno za darmo. bez depozytu mansion titan cdpoker as you see we have not biggesr but bigger poker on this tree money find you there italia forza la grazza no deposit za darmo poker bez deposit no depozyt titan platform bankroll big money true capital for mansion online poker go you bez deponowania kasydarmowy kapitał startowy gambling poker bez wpłaty kapitał startowy żadnej poker bankroll and bonusesnon depositare mansion and more
best poker portalsplay just images poker wsop and free Lista con i migliori bonus dei poker online - nessuno deposito
nessuno forza poker online milan uno desperados

Anónimo dijo...

The post featuгеѕ verіfiеd
helpful to me. It’ѕ quіtе eԁucational аnd you aгe ceгtаinly really eхperienceԁ in this fielԁ.
You have poρpeԁ my eуe tо be ablе to
variouѕ opinion of this κind οf subject matter along ωith іntгiguing and strong
writtеn contеnt.

Here is my blog :: ambien